¿Cómo construimos?

Este es nuestro sistema

La construcción de las viviendas de QUALITY BUILDUNG WORKS están basadas en estructura de entramado ligero de madera.. Un sistema de construcción habitual en Norteamérica y Australia y muy extendido en el norte de Europa donde se lleva utilizando de manera mayoritaria desde hace más de 200 años.

Las ventajas de este sistema se basan especialmente en la solidez y resistencia de este tipo de construcciones, además del confort y la comodidad propia de las casas canadienses.

destacada
  • Los diseños de casas se hacen totalmente personalizables, disponiendo de un catálogo de diseños para inspirarte.
  • Nuestras casas no son prefabricadas o móviles, son bienes inmuebles que se construyen sobre cimentación de hormigón armado.
  • Se pueden pedir préstamos de autopromotor con cualquier banco, ya que se trata de bienes hipotecables.
  • Estas viviendas se pueden asegurar con seguros tradicionales sin que suponga ningún tipo de coste adicional.
  • El Sistema Canadiense figura dentro del Código Técnico de Edificación, siendo aptas y pudiéndose construir en cualquier punto de la geografía española.
  • La revalorización de este tipo de viviendas es la misma que la de las viviendas de construcción tradicional.

¿QUIERES SABER MÁS?

Ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus cuestiones.

Solicitar información personalizada

AISLAMIENTO

La razón del uso de la madera en este sistema se debe a su gran propiedad de aislamiento. A diferencia de materiales como el ladrillo, hormigón etc. apenas transmite la temperatura, evitando los puentes térmicos y ayudando a mantener la temperatura del interior de la vivienda frente a los agentes atmosféricos externos, tanto frío como calor. Produce un aislamiento 60% mayor que otras opciones, lo que lo hace el sistema preferido en las zonas nórdicas.

DURABILIDAD

Las estructuras de entramado ligero de madera aportan una gran durabilidad, siendo un material utilizado históricamente en la construcción, desde casas hasta templos con siglos en sus estructuras que siguen en pie a día de hoy. En la actualidad, el gran enemigo de la madera que es la humedad ha dejado de serlo gracias al uso de forjados sanitarios, barreas de vapor y fachadas y cubiertas ventiladas propios de este sistema constructivo que evitan que la madera esté en contacto con la humedad, manteniéndose intacta.

MANTENIMIENTO

Las casas construidas con entramado ligero de madera no requieren de mantenimiento, gracias a que su estructura se encuentra perfectamente aislada y protegida de las inclemencias exteriores. El único tipo de mantenimiento, como en cualquier vivienda, dependerá del acabado exterior de la casa, en el que el cliente podrá elegir su preferencia de revestimiento: ladrillo, piedra, mortero acrílico o cualquier solución que esté en el mercado y dando el acabado deseado al hogar.

MADERA

Para aprovechar la magníficas propiedades de la madera como aislante, hay que prepararla para su uso en construcción. Para usarla como estructura de las viviendas esta madera se seca y se trata de manera que sea resistente a cualquier tipo de inconveniente que pueda surgir otorgando, por ejemplo, propiedades ignífugas y protegiendo contra la humedad o insectos. Por otra parte, al tratarse de madera laminada, cualquier hipotética incidencia que afectase una parte de la viga, no afectaría a su totalidad.

La madera utilizada en las estructuras de entramado ligero es ignífuga. Contando además que los incendios no tienen origen en la propia estructura y que esta se encuentra perfectamente aislada, nos da las principales razones por las que este sistema constructivo es muy seguro de cara a un posible riesgo de incendio.

Por otra parte, en caso de incendio, las paredes y techos están recubiertos de yeso, material ignífugo que impide que el fuego lo traspase. Además la madera, debido a su baja tramitancia térmica, evita que el calor entre o salga de las estancias, y una posible carbonización del recubrimiento exterior reduciría más esta conductividad. Debido a las características materiales de la madera, en caso de altas temperaturas apenas sufre dilatación, a diferencia de otros materiales como el acero, y en caso de combustión, los gases producidos no serían tóxicos como en el caso de aislantes como el poliuretano proyectado, de alta toxicidad.

En caso de movimientos sísmicos también supone una gran ventaja. Debido a la ligereza y resistencia del material, las oscilaciones y aceleraciones del terreno no generan tanta energía sobre la edificación como en otro tipo de construcciones. La flexibilidad de las estructuras de este sistema es muy alta, generando una mayor absorción de energía y su consiguiente disipación.

Detalles constructivos

Así son por dentro las Casas Passivhaus